Q1

¿Cuántas veces por día come o bebe algo ácido, incluso en cantidades pequeñas?

Q2a

¿Cuántas veces por día come frutas frescas, incluso en cantidades pequeñas?

Q2b

¿Cuántas veces por día bebe jugos de frutas o vegetales, incluso en cantidades pequeñas?

Q2c

¿Cuántas veces por día toma bebidas sin alcohol o gaseosas, incluso en cantidades pequeñas?

Q2d

¿Cuántas veces por día toma bebidas energizantes o isotónicas, incluso en cantidades pequeñas?

Q3

¿Se cepilla los dientes menos de 1 hora después de comer?

Q4

¿Mueve, revuelve o mantiene la bebida en la boca?

Es probable que no podamos ver los efectos de la Erosión Ácida, pero un odontólogo buscará los signos prematuros mientras que controla la existencia de caries o el dolor en los dientes. Incluso si los dientes se ven sanos hoy, pueden estar en riesgo de sufrir estos 5 efectos:

Los efectos de la Erosión Ácida

1

Debilidad

los ácidos de los alimentos y bebidas que consumimos diariamente pueden debilitar el esmalte facilitando su desgaste

2

Delgadez

en tanto más esmalte se desgasta los dientes pueden volverse visiblemente más delgados

3

Transparencia o translucidez

mientras el esmalte se hace más delgado, los bordes de los dientes pueden parecer transparentes o translúcidos

4

Color amarillo

mientras el esmalte reblandecido se desgasta, la capa subyacente de dentina más amarilla puede volverse más visible

5

Opacidad

mientras el esmalte se desgasta los dientes pueden perder su brillo, haciendo que se vean opacos

Con el tiempo, no sólo estos efectos pueden agravarse en forma gradual sino que los dientes también pueden volverse más sensibles puesto que el esmalte protector desaparece y la capa de dentina subyacente queda expuesta. Podemos comenzar a proteger los dientes hoy con miras a ayudar a evitar que la Erosión Ácida se agrave.

Consumir una dieta rica en ácidos que puede poner los dientes en riesgo es mucho más fácil de lo que se cree. Tan solo cuatro ‘momentos’ ácidos durante el día pueden poner el esmalte en riesgo de presentar Erosión Ácida. 

No sólo se trata de las bebidas gaseosas, el café o el vino; aunque no lo crea, se trata incluso de nuestras elecciones más sanas: frutas, jugos de frutas, agua gasificada con limón e incluso los aderezos de las ensaladas pueden representar nuestros ‘momentos’ ácidos diarios. Asegurémonos de que estamos protegiendo nuestro preciado esmalte.

Si su dieta es saludable, no la cambie. Sólo asegúrese de estar protegiendo su preciado esmalte.

Disfrutemos de las frutas sin miedo, dejemos que una bebida gaseosa proporcione frescura a nuestro día y celebremos la vida con una copa de champán, sabiendo que nuestros dientes pueden estar protegidos para el futuro.

Zumos de mango

Jugo de limón

Vino

Bebidas para deportistas

Agua tónica

Bebidas gaseosas

Naranjas

Ciruelas

Té helado

Frutillas

Jugo de pomelo

Vinagre

Salsa de manzana

Jugo de manzana

Aderezo para ensalada

Jugo de naranja

Vino blanco

Tomates

Zarzaparrilla

Miel

Ketchup

Vegetales

Pasas de uva sin semillas

Comprimidos de vitamina C

Cerveza

Yogur de limón

Peras

Carrot Juice

Jugo de zanahoria

Té (negro)

Jugo de remolacha

Leche agria

Yogur natural

Yogur bebible de naranja

Yogur con prebióticos

Bananas